bcag calidad

 

Adaptación, actualización, transición e implementación a la nueva norma ISO 9001:2015

La norma ISO 9001:2015 se publicó; ahora es necesario comenzar con los trabajos de transición, actualización e implementación  que no es una tarea fácil.

La nueva ISO 9001 2015 trae cambios muy importantes, aunque el más destacado es el enfoque basado en riesgos en los Sistemas de Gestión de la Calidad.

Aunque existe un periodo de transición de 3 años dato especialmente relevante para aquellas que tengan un certificado vigente bajo ISO 9001:2008 ya que en septiembre 2018 termina oficialmente la vigencia y deberán haber realizado su transición a la versión 2015.

Es muy importante no dejar todo el trabajo para el final del citado periodo, pues puedes poner en riesgo el certificado de calidad de tu organización.

Para mayor información acerca de la transición, adaptación, actualización e implementación puedes consultar la siguiente información da click aquí o solicita información directamente con un experto da click aquí

 

Para alcanzar la competitividad, una organización debe contar con:

  • Buenos productos y/o servicios.
  • Un costo de venta/producción adecuado.
  • Gestión administrativa adecuada.

 

Dicho de otra forma, debe desarrollar los siguientes tipos de calidad:

  • Calidad de producto y/o servicio.
  • Calidad de proceso.
  • Calidad de gestión.
  • Calidad de atención al cliente.

 

La Norma ISO 9001 es un modelo de Gestión de la Calidad que reúne una serie de requisitos que debe cumplir cualquier empresa, sin importar su tamaño o actividad, para obtener un sistema que pueda garantizar la calidad del producto o servicio.

Está basada en siete principios de gestión de la calidad:

Principio 1: Enfoque al cliente

La gestión de la calidad tiene entre sus objetivos satisfacer las necesidades de los clientes y esforzarse en superar las expectativas de los mismos. El éxito de una organización se alcanza cuando atrae y retiene la confianza de los clientes. Para esto hay que entender las necesidades presentes y futuras.

Principio 2: Liderazgo.

Los dirigentes han de establecer las condiciones en que las personas de la organización van a participar en los logros de los objetivos de la empresa. Es necesario que la organización pueda alinear sus estrategias, políticas, procesos y recursos para conseguir sus objetivos. Los líderes establecen la unidad de propósito y la orientación de la organización. Ellos deberían crear y mantener un ambiente interno, en el cual el personal pueda llegar a involucrarse totalmente en el logro de los objetivos de la organización.

Principio 3: Involucración del Personal.

Es esencial que la organización cuente con personas competentes y comprometidas en la labor de mejorar la capacidad de crear de la organización. Para una administración eficaz y eficiente es necesaria la participación y respeto de todos los niveles de la organización. Facilitan esta tarea, la mejora de habilidades y los conocimientos entre otros aspectos. El personal, a todos los niveles, es la esencia de una organización y su total compromiso posibilita que sus habilidades sean usadas para el beneficio de la organización.

Principio 4: Enfoque a procesos

Los resultados más consistentes se logran con mayor eficacia y eficiencia cuando se entienden las actividades y se gestionan como procesos interrelacionados y coherentes. El sistema de gestión de la calidad se compone de procesos interrelacionados. La comprensión de cómo se llegaron a los resultados permite optimizar el rendimiento de la organización. Un resultado deseado se alcanza más eficientemente cuando las actividades y los recursos relacionados se gestionan como un proceso.

Principio 5: Mejora

Las organizaciones exitosas cuentan con el enfoque en la mejora continua. La mejora es indispensable para mantener el rendimiento de una organización, reaccionar a los cambios internos y externos y crear nuevas oportunidades. La mejora continua del desempeño global de una organización debería ser un objetivo permanente de ésta.

Principio 6: Toma de decisiones basada en la evidencia.

Las decisiones basadas en el análisis y evaluación de los datos y la información son más propensas a producir los resultados deseados. La toma de decisiones puede ser un proceso complejo, y siempre implica cierto grado de incertidumbre. A menudo, implica múltiples tipos y fuentes de entradas, así como su interpretación, que puede en ocasiones ser subjetiva. Es importante entender las relaciones de causa y efecto y posibles consecuencias no deseadas. Hechos, pruebas y análisis de datos conducen a una mayor objetividad y confianza en las decisiones tomadas. Las decisiones eficaces se basan en el análisis de los datos y la información.

Principio 7: Gestión de las relaciones

Para el éxito sostenido, las organizaciones deben gestionar sus relaciones con las partes interesadas, como por ejemplo los proveedores.

Las partes interesadas influyen en el desempeño de una organización. El éxito sostenido es más probable que sea logrado cuando una organización gestiona las relaciones con sus partes interesadas para optimizar su impacto en su desempeño. La gestión de las relaciones con la red de proveedores y socios es a menudo de una importancia crucial. Una organización, sus proveedores y otras partes interesadas son interdependientes, y una relación mutuamente beneficiosa aumenta la capacidad de ambos para crear valor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Calidad Cosmeticos ISO 22716

Calidad Automotriz ISO TS16949

Calidad Laboratorios ISO 17025

 

Solicite un diágnostico o escribanos sus dudas y nuestro Director Técnico le respondera lo antes posible de click aqui

 

Guardar

Guardar

!Estamos para servir ahora en Monterrey¡

¡Desde San pedro Garza García Tel 01 (81) 2474 7133!